MITIGANDO EL CONFLICTO PUMA-HUMANO EN CHILE

por Silvia Soto

De Tucker Murphy, Wildlife Conservation Research Unit, Oxford University, UK.
Traducción: Silvia Soto

(Agradezco a Carolina Herrera, por haberme acercado esta publicación)
HISTORIA Y METODOLOGÍA

Cuando Darwin (1845) visitó Chile en Beagle notó que los ataques del puma (Puma concolor) al ganado eran sorprendentemente comunes. Igualmente comunes eran las respuestas que reportó, los pumas eran “generalmente acosados hasta arbustos o árboles donde eran muertos de un disparo o por las mordidas de los perros”. El creía que la depredación de ganado por parte del puma se debía a la escasez de otros cuadrúpedos.
Sin embargo, en los muchos años que ha pasado desde el viaje de Darwin, esta hipótesis y otras preguntas en torno al conflicto puma-humano en Chile no han sido investigadas.
Por el contrario, la información sobre el conflicto puma-humano en Chile son poco confiables y a menudo insustanciales. La naturaleza críptica y crepuscular de los pumas tiende a exacerbar el problema, ya que su conducta induce más al mito y la leyenda que al hecho concreto. Debido a su carácter mítico el puma es muchas veces acusado de depredaciones que no ha cometido.

Más recientemente, los pumas han merecido completa protección legal en Chile.
Aunque la protección es un paso necesario para la preservación de la especie, también puede incrementar el conflicto y llevar a una percepción negativa de los pumas entre los ganaderos. No sólo los ganaderos tienen que responder económicamente si matan al puma, sino que además se arriesgan a severas consecuencias legales. Si, por otra parte
Los ganaderos reportan hechos de depredación por parte del puma el Servicio de Agricultura y Ganadería (SAG) las consecuencias tanto para el humano como para el puma son igualmente inciertas. Luego de recibir el reporte de depredación, el procedimiento standard ha sido el intento de capturar y reubicar pumas en un area diferente. En un período de 10 años, desde 1991-2001, SAG capturó 23 pumas de la IX Región de Chile, liberando 12 en areas protegidas con un alcance habitable de 256.05 km2 (Parque Nacional Conguillio ) y 8 pumas más fueron liberados en otra área protegida de 460.00 km2 habitables (Parque Nacional Villarrica). Los 2 pumas restantes fueron liberados en areas protegidas de menor extensión.

Nada se sabe de los resultados de estos caros y trabajosos traslados. No obstante, reubicar pumas puede equivaler a matarlos, ya que los porcentajes de supervivencia de pumas reubicados han demostrado ser más bajos que los índices de supervivencia en su área de referencia. La preocupación por el efecto de los traslados a ecosistemas protegidos a llevado al Departamento de Bosques y Parques de Chile (CONAF) a evitar traslados a los parques nacionales. Como resultado, SAG en la actualidad reubica pumas
de un area desarrollada a otra, generalmente separada por menos de 70 km, y tiene pocos recursos para resolver situaciones conflictivas. Además, SAG no tienen los recursos económicos para realizar los estudios científicos necesarios.
Este proyecto está investigando ambos lados del conflicto. La primera línea de estudio examinará la dimensión humana del conflicto a través de encuestas a ganaderos en las localidades que rodean las areas protegidas de la IX Región. Para comprender completamente la dimensión humana, los cuestionarios incluirán información relevante tal como información socio-cultural, antecedentes, historia de depredación, tipo de manejo del ganado y riesgo percibido y valor del puma. La encuesta inicial es esencial para determinar el tipo de manejo y resolución del conflicto que los ganaderos demandan. Al mismo tiempo este censo inicial nos permitirá establecer una red de ganaderos y propietarios de tierras relevantes, quienes con frecuencia contemplan la depredación del puma.
Esta red de contactos locales proveerá el instrumento para luego construir una base de datos comprensible del conflicto. Adquiriendo la confianza de los ganaderos locales, esperamos investigar los reportes de depredación por parte del puma. Investigando y verificando la depredación a través de registros visuales, (o más comunmente) necropsia, tendremos un valioso indicador de falsos reportes de depredación. Una vez que la base de datos de sucesos de depredaciones verificadas muestre tendencias en el conflicto podrán ser analizadas y los puntos críticos podran ser identificados.
Otro componente importante del estudio es determinar areas donde habita el puma que están actualmente desprotegidas. Indentificando habitats apropiados para el puma en la IX Región de Chile es de especial preocupación porque las areas protegidas actualmente pueden no estar ofreciendo suficiente espacio habitable en invierno para la población de pumas. La mayoría de las Areas Nacionales Protegidas están a una altitud sobre los
1.100 m y experimentan fuertes nevadas y duras condiciones durante el invierno. Bosques a una altitud más baja que ofrecen una mayor biodiversidad generalmente están en manos de propietarios y están bajo amenaza de talas del bosque, degradación del medioambiente y extrema presión por parte del turismo en determinadas épocas del año.
Tendencias estacionales en la depredación podrían ser especialmente reveladoras si los pumas se ven forzados a habitar areas desarrolladas de ganado durante el invierno.
 

Para unirse al equipo de WildCRU, D. Phil student, Tucker Murphy recibió su título en Master en Zoología en Oxford. Además él ha trabajado en dos proyectos referidos al puma, the Wildlife Conservation Society’s Greater Yellowstone Cougar DNA Study y Ken Logan’s 10 años Uncompahgre Plateau Puma Project. A través de estas investigaciones él ha ganado amplia experiencia en necropsias sobre presas de pumas, reconociendo los signos de esta críptica especie. Este proyecto combinará su interés en la zoología con dos de sus estudios inconclusos : Español y Antropología.

 

foto: Nature

Anuncios